14 claves imprescindibles para aprender cómo mantener una relación a distancia

como mantener una relacion a distancia

¿Tienes una relación a distancia y te gustaría que estuviese llena de atracción, calidad y crecimiento? ¿No sabes cómo mantener una relación a distancia? En este artículo te enseñaremos catorce claves para conseguirlo.

El mundo está cada vez más comunicado y las distancias se recorren en menos tiempo. Cualquier menor de veinticinco años ha viajado diez veces más que las generaciones anteriores en toda su vida.

Los viajes, las redes sociales, tener que movernos para encontrar trabajo… lleva a muchas oportunidades para encontrar la atracción y el amor, pero también obliga a muchas parejas a desarrollar relaciones a distancia.

Cómo mantener una relación a distancia

  1. Determinad juntos hasta cuando será a distancia la relación.
  2. Pactad encuentros en persona con una frecuencia fija.
  3. Tened conversaciones por Skype a menudo.
  4. Escribíos cartas.
  5. Compartid proyectos a distancia.
  6. Cuidad que el sexo sea maravilloso al veros.

La buena noticia, es que nunca había sido tan fácil poder mantener la seducción y la atracción en una relación a distancia, y en este artículo te vamos a enseñar muchos consejos y claves para que tu relación sea incluso mejor que la mayoría de relaciones convencionales.

14 claves para mantener tu relación a distancia funcionando

Sabes cómo mantener una relación a distancia no es sencillo.

Pueden haber celos, malos entendidos, muchas emociones encontradas y problemas de comunicación.

Pero afortunadamente, una relación a distancia también puede funcionar de forma perfecta.

A continuación verás 14 claves que te ayudarán a mantener una relación a distancia mas sana y con mayor grado de bienestar.

Vamos a ello:

1. ¿Por qué tenéis una relación a distancia?

Mucha gente te dirá que no vale la pena tener una relación a distancia. Y es cierto que en tu alrededor hay personas con las que podrías tener relaciones durante cinco vidas y “no te las acabarías”.

Sin embargo, esto no va de números. Esto no va de cantidad. Va de calidad.

Nuestro parecer es que de vez en cuando, puede surgir una conexión con alguien y sentir que vas a tardar años en descubrir a alguien que te haga sentir lo mismo. Y hay que saber disfrutar cuando eso sucede.

Muchas veces por cuidar, conectar y crecer en el vínculo con esa persona vale sin duda la pena renunciar a personas de tu alrededor mas accesibles. Porque cuando estás con ella, todas las otras opciones se vuelven mediocres.

Así que desde Onlineseducer no sólo no te juzgamos por tener tu relación a distancia sino que nos tienes a tu disposición para tratar de que dicha relación sea feliz y ejemplar.

2. La expectativa: ¿hasta cuando será a distancia?

¿Dejará de ser alguna vez una relación a distancia?

Hay un elemento clave para este tipo de relaciones, y es que exista una expectativa de que en algún momento podréis tener una relación “normal”.

Puede que tenga que mantenerse durante cinco años… pero es sano que ambas personas establezcáis un horizonte en el que reside la esperanza. Hablar de ese horizonte es positivo porque en cierta medida se visualiza “el premio” por hacer el esfuerzo de mantener una relación a distancia.

Si en la relación no se visualiza en ningún caso posibilidad de un cambio futuro… está condenada en el 95% de los casos.

Si este fuese el caso, no te recomendamos dejar la relación… pero sí pasar a un plano donde ambos no seáis completamente prioritarios, sino que haya un compromiso más al nivel de la amistad (lo cual es compatible con que sea una relación muy especial y que te haga feliz).

3. Los encuentros en persona

Obviamente no es lo mismo una relación a distancia entre Madrid y Barcelona que entre París y Sidney. Pero en ambos casos, aumentará vuestra probabilidad de éxito que haya una cierta regularidad en vuestras visitas.

Puede ser pasar un fin de semana al mes, puede ser pasar diez días cada tres meses… pero es importante que ambos sepáis que os veis cada cierto tiempo.

De este modo podéis hacer planes juntos, ilusionaros y pensar que esos cuatro o diez días juntos para vosotros son tan maravillosos que os compensa la distancia.

Por otro lado, una relación a distancia siempre debe apostar por la calidad por encima de la cantidad. Así que es importante que dediquéis un tiempo a planificar tales encuentros. Qué vais a hacer, qué visitar, si viajaréis, dónde os encontraréis…

Una vez puede organizar él, otras veces ella, también a medias… pero si hacéis de vuestros encuentros unas inolvidables aventuras os estaréis recordando por qué lo vuestro merece la pena a pesar de la distancia.

También recomendamos, por qué no, dejar días donde exista la improvisación o incluso el “no hacer nada”, si el tiempo junto os lo permite. Porque en ocasiones no hay plan que os vaya a dar más felicidad que encerraros en casa a tener sexo, cocinar, comer y ver series abrazados.

4. No os hagáis adictos al teléfono

como mantener una relacion a distancia

Cuando estás en una relación normal, es sano no estar conectados veinticuatro horas siete días a la semana.

Uno sale con amigos, otra se va a hacer deporte, uno pasa el día con su familia, otra está trabajando… y ya sea viviendo juntos o no, la relación se nutre de que ambos viven sus vidas y cuando se encuentran se pueden contar cómo les ha ido.

Paradójicamente, algunas relaciones a distancia se vuelven más agobiantes que las relaciones convencionales, porque ambos están continuamente pegados al móvil.

La desconexión es sana y necesaria para que se apueste por la calidad sobre la cantidad, para que “haya cosas que contarse” cuando hablen. Una conexión exagerada puede llevar a aburrimiento, malentendidos, no vivir el presente, volvernos menos atractivos…

Aun siendo una relación a distancia, “dar espacio” sigue siendo tan necesario como en una relación convencional. Eso puede generar un punto de inseguridad, pero también será lo que os mantenga deseantes.

5. Sé positivo/a

La relación a distancia tiene desventajas, sí.

Pero también tiene ciertas ventajas y pensamientos positivos que debes tener en cuenta:

  1. Es una oportunidad para disfrutar de tu tiempo.
    La mayoría de personas con pareja encuentran poco tiempo para lidiar con el trabajo, cuidar de las relaciones con amigos, hacer hobbies, y hacer planes con su chica. Tú tienes un hueco de tiempo que vas a poder usar en actividades que te enriquezcan, en hacer ese curso de fotografía que llevas tiempo mirando, o en ser el motor de los mejores planes con tus amistades.Aprovechar ese tiempo te mantendrá distraído del posible malestar de tener una relación a distancia, y a la vez, te mantendrá creciendo vitalmente, lo cual redunda en mejores conversaciones con tu pareja y en ser percibido como más atractivo.
  2. No existe el agobio.
    Más enamoradas o menos, las parejas sufren desgaste por la convivencia.No siempre pasan tiempo juntos “porque lo desean” sino que a veces es “porque toca”, como quien visita a un familiar por obligación.Es cómodo que la rutina empuje la relación pero como consecuencia se pierde pasión y se viven momentos incómodos cuando uno por cansancio o preocupaciones contesta mal, pierde la iniciativa o en definitiva se va convirtiendo en alguien poco seductor para su pareja. Sin embargo, en las parejas a distancia no existe este agobio.Un encuentro de una pareja a distancia puede dar verdaderas lecciones de intensidad, cariño, y energía sexual.
  3. No idealices las relaciones “convencionales”.
    Tener una relación normal, donde os veis a diario, no te libra de días malos. Ni tener una relación a distancia, te condena a la infelicidad.Estamos a tiempo de sentir faltas, inseguridades, vacíos y miedos en cualquier situación. Y en cualquier situación estamos a tiempo de sentir agradecimientos, buscar el humor, crear momentos bellos y alimentar nuestra sonrisa con buenos recuerdos.
  4. Disfruta de la magia.
    Piensa lo bello que es que haya encontrado a una persona por la cual merece la pena lidiar con la distancia.Muchas personas no te entenderán. Pero es porque la mayoría de personas no han conectado a un nivel tan especial con alguien como para que estar seguros de que prefieren a esa persona que a las miles que vivan en la misma ciudad.Y eso, ¡es romántico y bello!Usad este pensamiento para hacer vuestra relación más fuerte.

6. Vuestro mejor amigo: el facetime (o el Skype)

Lo que hubiesen dado por tener Skype todas las parejas que vivieron relaciones a distancia en las guerras europeas del s. XX.

Actualmente la tecnología permite llevar de una forma mucho más agradable vuestra separación. En este sentido, te recomendamos que prioricéis veros a llamaros. Cuanto más cercano a lo real sea vuestra interacción, mejor calidad.

Dos claves que debemos comunicarte en este punto:

  • Cuando hables con ella a través de estos medios, dale toda tu atención. Como deberías hacerlo si estuvieses en persona. No es agradable estar deseando llegar a casa para poner Skype y hablar con tu pareja, y que él o ella interrumpan a cada poco para responder su móvil.
  • Procurad regularidad. Es positivo que sepáis que determinados momentos a la semana son para vosotros. No se trata de tener unas citas inflexibles y sagradas, pero sí que en vuestra rutina esté integrado que hay momentos solo para vosotros.

7. Prohibido obsesionarte mirando sus redes

El mejor amigo de las relaciones a distancia es la confianza mutua. El peor enemigo, las paranoias.

Debes mantener cierta distancia con mirar demasiado sus fotos y actualizaciones de Instagram o facebook, no sólo por respetar un espacio que no te pertenece, sino porque en tu cabeza generarás inseguridades y te sentirás impotente:

¿quién es esa chica con la que sale en varias fotos?, ¿por qué ese chico comenta últimamente todas sus imágenes?

¿Y si tienes celos? Sigue leyendo.

8. ¿Cómo gestiono mis celos en las relaciones a distancia?

Sobre los celos, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

¡Puedes confesarlos con humor!

Tener algo de celos, en el sentido de que tenemos un cierto deseo de ser prioritarios para alguien, es humano. Como lo es tener miedo. Ahora bien, si no sabes reírte de ti mismo no te estarás diferenciando mucho de ese niño que necesita atención continua y que llora si a otra persona le regalan un caramelo y a él no.

¿Qué pensamiento te parece más maduro? ¿Cómo te gustas más a ti mismo?:

a. Quiero a mi pareja, y como tengo miedo a perderlo me gustaría guardarlo dentro de una habitación, que no salga, y así yo no siento inseguridad.

o…

b. Quiero a mi pareja, y por tanto quiero que crezca, que disfrute, que aprenda conociendo a gente… eso me puede llevar a tener cierta inseguridad pero a la vez me lleva a seguir admirándole, a seguir sintiéndome afortunado de compartir camino con él/ella y a seguir sintiendo atracción.

“¿Vale, yo elijo la B, pero puedo escoger que todos los chicos atractivos de su ciudad se queden calvos y se vayan a vivir a Islandia?”

Esta respuesta sería llevar el tema con un equilibrio entre humor y madurez. Lo ideal a nuestro juicio.

  • Los celos tienen un efecto de pastilla de jabón o profecía autocumplida. Cuanto más aprietes a la otra persona, más probable es que salga disparada. Además, unos celos excesivos pueden al final generar ideas a la otra persona que nunca se había planteado: “si mi novio, que yo creo que es tan fantástico, tiene tanta inseguridad frente a mi compañero de trabajo… igual es que mi compañero de trabajo mola más que mi novio”.
  • Que tu pareja te sea infiel, no depende de cuán celoso te pongas. Depende de factores que controlas y factores que no controlas. Acepta el ámbito incontrolable de la vida y trata de gustarte a ti mismo en aquello que sí puedes controlar (ser original, comprensivo, positivo, interesante, abierto…).
  • Nadie es responsable de tu felicidad, nadie es responsable de tu seguridad. Tu pareja no te debe nada. Tú la escoges porque te seduce: lo original que es, lo bien que viste, la química sexual, lo que la admiras… pues bien, ella te tendrá que escoger caminar a tu lado por valores similares. Tu seguridad debe nacer de tu autoestima (quién eres y qué aspectos puedes ofrecer para hacer feliz a alguien) y de que las oportunidades están de tu lado (mañana puede conocer a quien sea, pero con quien está hablando y manteniendo una relación íntima asiduamente es contigo).

9. Sé interesante

Cuando hablamos de ser interesante, nos referimos a que se tiene que generar interés. Tiene que haber aliciente en el hecho de mantener una relación a distancia con nosotros.

En ese sentido, competimos contra el siguiente aspecto: en las relaciones “normales”, besarnos, abrazarnos viendo una película o hacer el amor… ¡ya es interesante per se! Es decir, nos interesa.

Cuando estamos en la distancia tendremos que suplir esos elementos con detalles, sorpresas, provocación, admiración, cariño y otros elementos que estamos reflejando en este artículo.

10. La fidelidad y la honestidad

Cada relación es lo suficientemente compleja para establecer sus propias normas en cuanto a la definición y la relevancia de la fidelidad.

Lo primero que nos surge al pensar en la honestidad es decirte que es crucial ser completamente honesto con tu pareja. Pero esto es prácticamente una obviedad y aquí queremos invitarte a la reflexión para que encuentres tu propia respuesta.

 A favor de la honestidad extrema: 

La honestidad es una forma de libertad hacia ti mismo, y de respeto hacia la otra persona. La honestidad cobra más valor precisamente cuando puede ser incómoda.

Expresar vuestros miedos, aquello que te hace sentir mal… puede ser la puerta hacia conversaciones que refuercen y hagan más única o valiosa la relación. Detrás de toda gran relación hay una excelente comunicación.

 En contra de la honestidad extrema: 

Por un lado, ¿dónde termina la privacidad y empieza la honestidad?

Hay ciertas cuestiones que por ser privadas ni nos planteamos compartir: no se nos ocurre que le debemos a nadie información acerca de cuándo vamos al baño.

Así mismo podemos pensar acerca de conversaciones privadas, expresión de emociones… todo el mundo tiene aspectos “sin luz”, reservados sólo para sí mismos, y es sano que así sea.

Por otro, aplicar el ser transparente y honesto a rajatabla puede magnificar mucho los conflictos.

Las personas, de forma íntima, somos fluctuantes. Tenemos pensamientos positivos o negativos que en parte dependen de cuestiones como el cansancio o si hemos comido bien.

Pongamos, por ejemplo, que un día nos vemos con dudas acerca de si vale la pena la relación a distancia que estamos viviendo, y además hemos pensado que una compañera de trabajo tiene los rasgos que desde pequeño me han parecido atractivos.

Dos días después, no pienso en absoluto en mi compañera de trabajo y estoy encantado con mi pareja. Es decir, yo en mi intimidad sé el poco peso que han tenido esos pensamientos que transitaron por mi cabeza.

Sin embargo, si yo los comuniqué, siguiendo la idea de ser completamente honesto continuamente, puede que abra una brecha que perjudique la relación. Incluso que acabe con ella si coincide con que mi pareja está en un mal momento. Porque ese comentario sobre la duda de si vale la pena la relación, y ese otro halagando a una compañera, en mi mente puede tener el tamaño de un garbanzo.

Pero si lo comunico, en la mente de otra persona puede tener el tamaño de una gran roca y suponer un conflicto que en mi cabeza había desaparecido en tan solo unas horas.

¿Qué valor ha tenido ser completamente honesto en ese caso?

Dejamos abierto el debate.

11. Comparte proyectos

Un aspecto que puede potenciar y cuidar de la relación es que tengáis proyectos y espacios comunes.

Ideas como las siguientes:

  • Hacer un Instagram conjunto
  • Crear una lista de música entre los dos
  • Compartir un proyecto audiovisual para Youtube
  • Compartir una carpeta en el ordenador de ambos donde compartís vídeos, textos, canciones…

Compartir partes de vosotros os hará teneros mas presentes y lo hará todo mas fácil.

12. Sorprende, sé romántico, haz reír

relacion a distancia

Un mensaje compartiendo una alegría. Uno que haga sonreír nada más ella se despierte. Grabar algo divertido. Un buen deseo. Hacer un GIF. Compartir un pensamiento. Enviarle una carta manuscrita (bien por correo bien haciéndole una foto y enviándola). Envíale flores. Pasarle una canción.

Todo sin esperar nada a cambio.

Procura que el motor de tus actos sea que así te gustas más. Independientemente del resultado.

Sobre el romanticismo, tiene la función de hacer sentir especial a la otra persona y de diferenciarnos.

Decía Sabina:

“escribir cartas de amor puede ser patético, pero lo realmente patético es nunca haber escrito una carta de amor”.

Si tienes miedo de que tu acto romántico sea empalagoso, recuerda que nada nada marida marida mejor con el romanticismo que el humor.

Recuerdo que en una ocasión, para el 25 cumpleaños de una chica, grabé en video a 25 desconocidos de distintos países. Se presentaban, la felicitaban y le mandaban un buen deseo. El detalle le encantó, pero lo que nos unió aun más es reírnos contándole los pormenores de cómo fui convencienco a cada persona, las caras que ponían, la vergüenza que pude pasar, quién fue mi “personaje” favorito y por qué…

13. Escribid cartas

Como ya hemos dicho, la calidad de una buena relación viene determinada por la calidad de su comunicación.

En este estudio del 2013 se descubrió que las parejas que se comunican a distancia suelen generar vínculos mas estrechos y fuertes, ya que cuentan con  una comunicación mas intensa y profundia que las relaciones normales.

Y tiene sentido, y a que si la única forma de acceder a esa persona que quieres es mediante una comunicación a distancia de tanto en tanto, probablemente cuides mucho esa comunicación.

Y precisamente por eso es bueno que reforcéis todavía más, escribiéndoos cartas por ejemplo.

Escribiros cartas manuscritas os permitirá conectar de un modo distinto. Porque cuando escribimos, pensamos más, lo hacemos con un mejor vocabulario, adaptamos la velocidad de nuestros pensamientos a la velocidad de nuestra mano… y surgen ideas que en el cara a cara de un skype, o en el teclear rápido del whatsapp, no salen.

Además, que vayáis teniendo una correspondencia hace más rica vuestra relación, porque estáis dejando un legado. Siempre te alegarás te poder mirar atrás y ver vuestra correspondencia.

14. Y por último, cuidad del sexo

Como se suele decir, por último pero no menos importante, debéis mantener el deseo. Y hoy en día es más fácil que nunca.

Enviaros fotos provocativas y relataros qué os gustaría haceros y qué os hacéis a vosotros mismos viendo tales fotos. O vídeos.

Procurad no descuidar vuestra apariencia cuando hagáis videollamadas, o incluso sorprended empezando la llamada con ropa sugerente -o sin ella-.

Las relaciones a distancia tienen los ingredientes necesarios para generar mucho deseo en la otra persona, que este se acumule, y que estalle en intensidad, placer y deliciosos orgasmos en vuestros valiosos encuentros.

Conclusión

Ahora que has acabado el artículo tienen muchos mas recursos y herramientas para poder gestionar de una manera eficaz tu relación a distancia.

Si todavía te ves con dificultades, es normal, todas las parejas tienen sus complicaciones y necesidades específicas, simplemente no te olvides de la empatía y de escuchar las necesidades de la otra persona.

Y voy a acabar con una pregunta…

¿para ti cual es la mayor dificultad a la hora de saber cómo mantener una relación a distancia?

Escríbemela en los comentarios y hablemos de ello.

Un abrazo

>